Todos los Coronavirus que nos quedan por vivir

Saca el mejor partido posible a cada reto que se presente.

Como decía en mi primera entrada, parece que estos días todo gira en torno al Coronavirus. ¿Qué otra cosa si no? El mundialmente conocido Covid-19 nos tiene al límite y nos trae a todos de cabeza. ¿Pero en realidad es tan malo? Es evidente que sí. A nivel médico, son miles las personas que han muerto cada día por su culpa. A nivel económico también. Sí. Está claro, pero quizás no haya sido este el detonante de todos los negocios que han echado el cierre. Puede que hubiese miles de empresas subsistiendo más mal que bien y que hayan recibido el Covid-19 como la puntilla que no ha hecho más que sacar a la luz todas las cosas que, creyendo adecuadas, en realidad eran bastante mejorables.

Entras a un bar con la familia, te sientas en la terraza y a los cinco minutos se acerca un camarero apresurado que os saluda rápidamente para dejaros un par de cartas que ha podido rescatar de entre las mesas. Minutos más tarde regresa y os pregunta si ya estáis listos para pedir.

-“No”- contestas. “Es que no he podido aún mirar la carta. La tiene todavía mi madre”.

Algo más tarde regresa y toma nota. Y se va. Vuelve y se va. Y le pides una cerveza cuando buenamente lo pillas corriendo por tu lado, y cuando regresa con ella, ya se ha acabado tu marido la suya y le pide otra. Te mira algo descontento y se vuelve a ir, y viene y se va. Un camarero que no para de dar vueltas a veces con la bandeja vacía, a veces a tope de platos. Y encima esta noche la gente no parece demasiado contenta. ¿Crees que la culpa es exclusivamente del camarero y no fue muy acertada tu decisión al contratarle? No. Te voy a contar un secreto y revelarte una palabra mágica: OPERACIONES. Quizás, y solo quizás el problema sea una inadecuada gestión de las operaciones.

Seguro que eres consciente de todo lo que se ha avanzado digitalmente hablando en los últimos años. Prueba de ello es que te has tenido que actualizar e incorporar algunos de esos avances en forma de gadgets. Pero lo más seguro que ni te imagines todo lo que se puede hacer aún y lograr con ello que tu negocio crezca de una manera insospechada.

Puedes conseguir una mayor ocupación de tus mesas, haciendo que dure menos cada turno comida y por consiguiente obtengas una mayor rentabilidad. Podrías tener un personal más reducido y más centrado en la buena atención a tus clientes, una mayor fidelidad y retorno al estar estos más satisfechos con el resultado.

Haz que hablen de ti, pero que hablen bien. Nosotros te vamos a ayudar a gestionar las operaciones de una manera mucho más eficiente. Ahora y progresivamente cada día. Porque los retos son numerosos y más numerosos aún son todos los Coronavirus que nos quedan por vivir.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Scroll to Top
Abrir chat